Autoconciencia, inteligencia interpersonal

Habilidades de la Inteligencia Emocional

La Inteligencia emocional, un término acuñado por dos psicólogos de la universidad de Yale (Peter Salovey y John Mayer). Y difundida mundialmente por el psicólogo, filosofo y periodista Daniel Goleman, es la capacidad de sentir, entender controlar y modificar estados de ánimos propios y ajenos.

Las habilidades prácticas que se desprenden de la Inteligencia Emocional son cinco y pueden ser clasificadas en dos áreas:

Inteligencia Intrapersonal

Inteligencia Interpersonal

Autoconciencia y adolescencia

En el proceso evolutivo del desarrollo, la etapa conocida como adolescencia es una de las más conflictivas en el ser humano, puesto que es allí donde se desencadena una gran cantidad de emociones y cogniciones, de alguna manera todo es confuso para el adolescente, puesto que ya no es un niño, pero tampoco es un adulto, la sociedad y los medios los bombardean con una serie de mensajes que tornan más confusa su vida.
La autoconciencia es la conciencia de los propios estados internos, recursos e intuiciones. Es decir, reconocer las propias emociones y los efectos que tienen éstas sobre nosotros mismos. Implica una auto-observación para hacer consciente de los sentimientos apasionados y turbulentos con la finalidad de controlar tanto las emociones como las ideas propias.

Dinámicas de autoconciencia

1. Cualidades y Defectos

Reconocer como somos, es un primer paso muy positivo. Valorar las cosas positivas y negativas que nos caracterizan. A través de una tabla o de una lista. El primer paso ser escribirlo nosotros mismo, a veces cuesta reconocer nuestras debilidades pero es un gran paso para identificarlas. Esta misma actividad se puede realizar pidiendo a los demás que escriban algo bueno y malo que te caracterice. así podremos comparar como nos vemos y como nos ven los demás.

Auconciencia

Fortalezas y debilidades. Autoconciencia

2. El anuncio

Cuando nos conocemos un poco más, podemos escribir un anuncio sobre nosotros mismos. En este trabajo, podemos conseguir exponer a los demás nuestras debilidades como fortalezas en determinadas situaciones. Ejemplo, Puesto que soy tozudo, podre ayudaros en lo que me propongas, ya que no desistiré en el intento.

Este ejercicio, nos ayudará a conocernos y valorar los efectos que podemos tener en los demás.

3. Personalidad de colores

Desde el Centro Miranda, a través de algunos libros, hemos realizados actividades para los adolescentes que les permita conocerse, saber cual es su personalidad. No todos somos iguales, ni todos somos siempre igual. Esta actividad nos permite comprobar eso precisamente, ver que personalidad nos caracteriza según las emociones.

Algunas reseñas de nuestro juego de la personalidad

 

Recuerda:

Los comentarios están deshabilitados.