¿Chupete sí, chupete no?

El uso del chupete se encuentra muy arraigado en nuestra sociedad, debido a que disminuye el estrés de los padres al ayudar a calmar el llanto del bebe, facilita que concilie el sueño, y reduce el estrés y el dolor cuando el bebé se encuentra enfermo.

 

Los pediatras recomiendan evitar su uso durante los primeros días de vida. La lactancia materna debe estar bien establecida primero. Una vez que esto ocurra, habitualmente a partir del mes de vida, sería acertado usarlo. El chupete reduce el riesgo de que el bebé sufra el síndrome de muerte súbita del lactante.

chupete

 

Uso adecuado del chupete

A pesar de estos beneficios del uso del chupete es recomendable limitar su uso a partir del año de vida y no continuarlo más allá de los 2 años. , ya que  su uso continuado en el tiempo tiene numerosos riesgos:

  • Provoca malformaciones dentales e hipotonía de los músculos orofaciales.
  • Lo anterior se relaciona con retraso en el habla y el lenguaje.
  • Aumenta el riesgo de otitis media aguda. Bloquear las fosas nasales, aumentando el reflujo de secreciones de la boca y la faringe hacia el interior  de la cavidad del oído medio.
  • Hay mayor incidencia de caries cuando se endulza el chupete. no hacerlo en nigún caso.
  • Genera accidentes evitables, tanto con la cadena con la que se agarra a la ropa, como por el desprendimiento de alguna parte del propio chupete.

atencion temprana

 

Pautas para la retirada del chupete

– Se recomiendo retirar el uso del chupete a partir de los 15 meses, ya que en esa etapa no tiene tan arraigado el reflejo de succión y será más fácil poder hacerlo, pero dependiendo de cada niño debemos elegir el mejor momento para él. Siempre en una situación tranquila y relajada, que no coincida con cambios importantes en su vida o en la vida familiar que puedan afectarle. Si se mueven los dientes del niño, habla con el dentista y pide consejo.

– Habla con el niño y recuérdale que ya es mayor, que ya va a la escuela y que no necesita chupete.

– Pon metas al niño, como por ejemplo, que use el chupete solamente para dormir, y prémiale por conseguir esas metas.

– Utilizar el refuerzo positivo, elogiando a tu hijo cuando se comporte como un niño mayor.

– Date tiempo para que tu hijo abandone el hábito del chupete, mejor ir poco a poco.

pautas familiares

Compartimos un enlace donde podréis encontrar unos cuentos que os ayudarán en la retirada del chupete.

Recuerda:

 

 

 

Los comentarios están deshabilitados.