¿Cómo me siento conmigo mismo?

Una baja autoestima conlleva otro tipo de problemas como síntomas de ansiedad, depresión, problemas de conducta, estrés, adicciones, etc., por ello suele ser objeto de trabajo en consulta con mucha frecuencia.

Pero, ¿Qué es la autoestima?

La autoestima es la valoración que hacemos de nosotros mismos sobre la base de las sensaciones y experiencias que hemos ido incorporando a lo largo de la vida. Esta autovaloración es muy importante, dado que de ella dependen en gran parte la realización de nuestro potencial personal y nuestros logros en la vida. De este modo, las personas que se sienten bien consigo mismas, que tienen una buena autoestima, son capaces de enfrentarse y resolver los retos y las responsabilidades que la vida plantea. Por el contrario, los que tienen una autoestima baja suelen autolimitarse y fracasar.

Algunos signos que nos pueden advertir de que nuestra autoestima es baja, son los siguientes:

  • No tengo seguridad en mí mismo
  • No expreso mis gustos u opiniones por miedo a ser rechazado o por pensar que mis opiniones no tienen el mismo valor que las opiniones de los demás
  • No me siento merecedor de las cosas buenas de la vida
  • No me esfuerzo por conseguir lo que quiero ya que de antemano creo que no lo voy a lograr
  • No me relaciono con los demás como me gustaría ya que pienso que no voy a hacerlo bien y me van a dejar de lado
  • Necesito la aprobación de los demás con mucha frecuencia
  • Suelo atribuir a causas externas mis logros y a causas internas mis fracasos
  • No me siento feliz
  • Me cuesta acabar lo que empiezo ya que me desmotivo con mucha facilidad
  • La toma de decisiones se convierte en algo muy difícil ya que creo que decida lo que decida va a ser la opción incorrecta así que me dejo llevar por lo que decidan los demás, aunque sea de mi propia vida

También puedes conocer como es tu autoestima realizando este breve test.

¿Por qué es tan importante tener una buena autoestima?

Tendrás más estabilidad emocional: cuando tienes una buena opinión de ti mismo no necesitarás la aprobación de los demás y no pensarás constantemente en qué piensan la gente de ti. En general, no te afectaran tanto los acontecimientos externos.

Obtendrás mayores logros: al  levantar tu autoestima es más probable ir tras objetivos difíciles de alcanzar porque creerás que tienes la capacidad de conseguirlos y por tanto actuarás con más motivación.

Serás feliz: una de las bases de la felicidad es tener una buena autoestima. Puedes cumplir todas las condiciones que buscas pero si no te sientes bien contigo mismo no serás feliz.

opl_CIMG75501 [640x480]

Hábitos para una autoestima sana

  1. Convierte lo negativo en positivo: Todos tenemos pensamientos negativos en los que nos evaluamos y criticamos. Lo que debes hacer es atender estos pensamientos, analizarlos y reemplazarlos por otro pensamiento alternativo que sea positivo. Por ejemplo, si estas en una conversación con varias personas y piensas “no voy a hablar porque lo que pueda decir es una tontería”, cambia ese pensamiento por uno más positivo como: “mi opinión es tan válida como la de cualquier otro y puede interesar a los demás”
  2. No busques aprobación de los demás: Confiar en ti mismos, en tus capacidades y opiniones, actuando siempre de acuerdo a lo que piensas y sientes, sin preocuparse excesivamente por la aprobación de los demás.
  3. Aceptate a ti mismo: Es fundamental que siempre nos aceptemos. Debemos aceptar que, con nuestras cualidades y defectos, somos, ante todo, personas importantes y valiosas.
  4. Ten presente tus logros y cualidades positivas: Haz una lista de los éxitos que tuviste en el pasado y de las cualidades positivas que posees, ponla en un lugar visible y léela a menudo. Eso hará que te hagas representaciones positivas y te enfrentes a los nuevos retos con más confianza.
  5. No te compares: Todas las personas somos diferentes; todos tenemos cualidades positivas y negativas. Aunque te veas “peor” que otros en algunas cuestiones, seguramente serás “mejor” en otras; por tanto, no tiene sentido que te compares ni que, te sientas inferior a otras personas.
  6. Acéptate a ti mismo, pero esfuérzate por mejorar: Es fundamental que siempre nos aceptemos. Debes aceptar que, con tus cualidades y defectos, eres una persona importante y valiosa. Aunque esto no debe hacer que no intentes superar aquellos aspectos de los que no te sientes satisfecho. Una buena forma de mejorar la autoestima es tratar de superarnos en aquellos aspectos de nosotros mismos con los que no estemos satisfechos, cambiar esos aspectos que deseamos mejorar. Para ello es útil que identifiques qué es lo que te gustaría cambiar de ti mismos o qué te gustaría lograr, y luego establecer metas a conseguir y esforzarte por llevar a cabo esos cambios. Ponte metas realistas y que puedas cumplir, metas a las cuales sea relativamente fácil llegar. Poco a poco las puedes aumentar, y ver que paso a paso estas consiguiendo lo que te propones. Si fracasas, aprende de ello sin culparte de tus errores, ya que fallar es una manera de saber cómo hacerlo de manera distinta la siguiente vez.

A continuación os dejamos un vídeo muy interesante  para reflexionar sobre este tema

 

Recuerda:

  • Si te ha parecido interesante, dale a Me gusta
  • Compártelo con tus amigos en Facebook
  • Si además quieres hacernos alguna consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros

Centro Intervención Aracena Logopedia Psicología Apoyo escolar altas capacidades

Los comentarios están deshabilitados.