Contacto visual: su importancia en la comunicación

14/01/2016 Elena Miranda
Deshabilitado

El contacto visual es la situación donde dos individuos se miran uno al otro a los ojos al mismo tiempo. En principio esto no parece tener nada que ver con el logopeda, pero es parte fundamental de la comunicación humana, en este caso de la comunicación no verbal. Guarda un importante paralelismo con el lenguaje oral y también tiene un gran impacto sobre  el comportamiento social, ya que aunque el contacto ocular sea  innato en el ser humano, su interpretación varía entre culturas.

Centro Miranda

Significados sociales del contacto visual

Tanto las expresiones que realizamos con toda la cara como la información que extraemos del contacto visual  aportan una importante información social y emocional; al fin y el cabo, todos hemos sido alguna vez conscientes de estar buscando en el rostro de alguien signos positivos o negativos sobre su estado de ánimo. En algunos casos causándonos fuertes emociones. Puede ser considerado una herramienta de comunicación… porque hay cosas que “decimos con una sola mirada”

Por otra parte, el contacto visual también determina en buena medida las relaciones personales, tanto es así que  en algunas partes del mundo,  el contacto ocular puede provocar malentendidos entre personas de diferentes nacionalidades.

 

Contacto visual y relaciones interpersonales

El contacto visual es clave en las relaciones interpersonales. Es el signo de que nos estamos prestando atención uno a otro. Las reglas de contacto visual son estrictas y esquivas, sabemos cuándo debemos mirar y esquivar en función de la persona (su edad, el sexo, cuánto conocemos a esa persona, el rol de ambos…)  o del contexto (lugar, presencia de otros…)

Está claro que agradecemos que se produzca y nos hace sentirnos importantes para la otra persona. Nos agrada un contacto breve, ajustado al contexto, y nos molesta o incluso interpretamos como un desafío  un contacto intenso y prolongado.

Puede también haber una ausencia de contacto, y también nos hace sentirnos incómodos con el interlocutor. Esta ausencia puede deberse a varios factores, y es en ellos donde queremos hacer un especial hincapié.

  1. El contacto visual es también muy demandante cognitivamente. Es difícil pensar en algo si miramos a los ojos del otro. Lo común es desviar la mirada mientras pensamos. De modo que lo normal en una conversación es tener contactos visuales frecuentes y cortos, pero el no tenerlos puede ser indicativo de que no se está prestando atención al lenguaje. Es una alteración muy marcada en niños con dificultades atencionales, especialmente en niños diagnosticados de TDHA
  2. Las dificultades en el contacto ocular también están muy ligadas a los pacientes con TEA (Trastorno del Espectro Autista)
  3. Hay otros trastornos mentales que también pueden cursan con alteraciones en el contacto visual, pero que se analizarán en entradas sucesivas conjuntamente con otros síntomas.

 family-469580_1920 [640x480]

Cómo mejorar el contacto visual

Recomendaciones para niños con TEA

– Dirigimos con nuestras manos su cara hacia nuestros ojos, y reforzamos verbalmente  de inmediato “bien, me miras” (aunque aún no estuviera mirando bien), y damos alguna otra recompensa.

– Con el reforzador que estemos trabajando, lo ponemos a la altura de nuestros ojos, es decir, el reforzador se quedaría entre sus ojos y los nuestros.

– Utilizar los juguetes y materiales de trabajo a la altura de los ojos, por ejemplo hacer girar el molinillo o cualquier otro objeto que gire.

– Actividades específicas como la de  mirar a través de un rollo de papel o cartón a modo de telescopio o trabajar la búsqueda de los ojos de personajes en fichas o fotos

_DSC3063 [640x480]

Recomendaciones para mejorar el contacto visual en niños TDHA

– En el trabajo individual, trabajamos reforzando verbal o socialmente  el contacto cuando se   produce. Si no hay ninguno, explicamos que sólo hablaremos cuando estemos mirando al otro (el tiempo normativo), por tanto no atenderemos a sus demandas si no ha contacto con nosotros durante el habla. Cuando nosotros damos instrucciones verbales también lo hacemos sólo cuando se ha establecido el contacto.

– El terapeuta trabaja frente al paciente

-Utilizamos claves o señales, no verbales, previamente acordadas, para redirigir su atención sin interrumpir la actividad.

20150917_201239 [640x480]

Si queréis escuchar algo más, podéis escucharnos en nuestro programa de Radio Sierra de Aracena

 

Recuerda:

Centro Intervención Aracena Logopedia Psicología Apoyo escolar altas capacidades

Los comentarios están deshabilitados.