Menú

Curiosidad: 5 ideas para fomentarla

¿Qué es la curiosidad?

La curiosidad se define como el deseo de saber o averiguar una cosa. A menudo vemos que nuestros pequeños hacen preguntas y se interesan por cosas del mundo que les rodea. Nuestro consejo, es responder a esa curiosidad y esos intereses, favoreciendo así la motivación por el aprendizaje.

No se trata de sobreestimular a los niños haciéndoles saber de todo y en todo momento, sino de responder a sus preguntas y avanzar junto a ellos orientando su motivación hacia el aprendizaje, lo que comúnmente conocemos como “No cortar las alas a los niños”.

motivación

Activa la curiosidad

¿Cómo aumentar la curiosidad?

1- Comenzar una conversación contando alguna anécdota personal. Cuando les damos a los más pequeños ejemplos propios, pueden identificar que a los adultos también les ocurren cosas interesantes, y lo más importante, podemos hacerles ver que a los adultos también nos interesan cosas, y las vivimos con motivación. Haciéndoles partícipes de nuestras inquietudes, estaremos ayudándolos a que puedan expresar las suyas.

2- Crear un ambiente motivador para preguntar. A menudo desviamos su atención con comentarios del tipo “Cuando seas mayor lo sabrás” o “¡Qué preguntón eres!”. Resulta mucho más productivo orientar ese interés hacia un aprendizaje básico, que eliminarlo con respuestas tajantes. Muchas veces, dar ejemplo nosotros mismos es una buena forma de crear el ambiente adecuado para esta atención temprana.

3- Incentivar a los niños para que planteen problemas. No se trata de hacerles preguntas continuamente sobre diversos temas, sino motivarles para que ellos mismos sean quienes encuentren un problema o pregunta, y ayudarles a descubrir la solución o respuesta.

atención temprana

Fomentar la curiosidad

4- Dar tiempo de respuestas. No es recomendable exigirles demasiado cuando estamos haciendo hincapié en la motivación, cada niño tiene su propio ritmo y es importante respetarlo para no crear ansiedad que pueda frustrarlos y disminuyan el interés.

5- Refuerzo positivo. Que le hagamos saber a los niños que lo están haciendo bien es el punto clave para conseguir que esa respuesta se repita. Unas palabras positivas, un aplauso o una mirada con afecto son algunas de las cosas que podemos ofrecerles para que sientan que su esfuerzo no es en vano.

motivación

Reforzar la motivación

 

Recuerda:

Centro Intervención Aracena Logopedia Psicología Apoyo escolar altas capacidades

Los comentarios están deshabilitados.