Discriminación auditiva. Relación con el habla y la lectura

03/04/2018 Elena Miranda
Deshabilitado

La discriminación auditiva es la habilidad para identificar en la lengua oral unidades fonéticas y fonológicas. Estas unidades son relevantes en la comunicación, en oposición a otras que no lo son. La capacidad para discriminarlos se considera una habilidad esencial para adquirir el lenguaje, tanto el habla como la lectura y la escritura.

 

Aracena

Hay sonidos que pueden parecer similares, pero físicamente no serlo. A pesar de ello los hablantes de una lengua los identifican como un mismo sonido. También pueden distinguirlo de otro que para los hablantes nativos de esa lengua es diferente. Entonces decimos que discriminamos bien auditivamente. Un ejemplo de la discriminación auditiva es el caso de los fonemas /r/ y /l/ del español. Hay muchos niños que los confunden y los pronuncian de forma idéntica. A veces parecen extranjeros de su propia lengua. Un ejemplo claro es la dificultad que con estos fonemas tienen las personas procedentes de países orientales.

 

¿Hay distintos tipos de discriminación auditiva?

La respuesta es sí. Hay una discriminación auditiva verbal y otra no verbal. La discriminación no verbal es la capacidad de reconocer diferentes sonidos. Estos sonidos pueden provenir del entorno cercano: animales, vehículos, naturaleza… No se refieren al lenguaje. Por otra parte, se encuentra la discriminación verbal. Ésta se utilizará en base a contrastes de las distintas emisiones verbales.

habla

Dislexia y discriminación de fonemas

Las dificultades de discriminación auditiva están muchas veces presentes en los alumnos con dislexia. Con el objetivo de detectar si un sujeto discrimina y categoriza todos los sonidos del lenguaje y de asociarlos a su grafema correspondiente, los especialistas llevan a cabo una prueba muy sencilla en la que los sujetos no-disléxicos no suelen presentar dificultades. Las dificultades discriminatorias se consideran como una posible causa de las dificultades de los disléxicos para aprender las reglas de asociación grafema-fonema.

Esta prueba consiste en nombrar al afectado cada sonido con una pronunciación clara y se le da tiempo para que rodee el grafema correspondiente al sonido pronunciado. Aquellas personas capaces de discriminar los sonidos no tendrán ninguna dificultad en llevar a cabo esta actividad.

 escritura

Audición y habla

Todos conocemos de la importancia de lo importante que es la audición en la adquisición del lenguaje. Desde antes del nacimiento estamos percibiendo sonidos. El oír nos permite aprender, interiorizar y reproducir el lenguaje que se nos ofrece. Una pérdida de audición, por leve que sea, puede condicionar negativamente este aprendizaje. En el caso en el que observemos que nuestros hijos o alumnos tienen dificultades en la discriminación auditiva de los sonidos de la lengua, siempre hay que corroborar que no exista una perdida auditiva. El desarrollo del habla del niño se verá afectado en ese caso.

aprendizaje

Recuerda:

 

 

 

 

Los comentarios están deshabilitados.