Funciones ejecutivas. PARTE I

25/05/2017 Elena Miranda
Deshabilitado

¿Qué son las funciones ejecutivas?

Las funciones ejecutivas son procesos cognitivos y afectivos de alto nivel. Son a las vez funciones diferentes con una característica común:  están implicadas en la coordinación del procesamiento de la información y en el control de la acción. Para alcanzar objetivos previamente determinados, bajo situaciones novedosas o de incertidumbre son necesarias las funciones ejecutivas. Son habilidades cognitivas encubiertas y autodirigidas internamente al servicio de una meta y a nivel anatómico las localizamos en el lóbulo prefrontal. En palabras de Goldberg (2004), son como el director de la orquesta que dirige y supervisa al resto del cerebro. 

funciones ejecutivas

Resumiendo, podríamos decir que las funciones cognitivas nos ayudan a:

  • Definir el objetivo que queremos alcanzar
  • Planificar y seleccionar las estrategias y mecanismos para llegar a ese objetivo
  • Organizar adecuadamente esas tareas previamente seleccionadas
  • Poder empezar, secuenciar adecuadamente y concluir todas las acciones necesarias para llegar a la meta
  • Perseverar o resistir a posibles interferencias en el proceso
  • Inhibir conductas automáticas e inapropiadas.
  • No olvidar supervisar durante todo el proceso para poder reconducir algún error
  • Tener previsión de posibles situaciones imprevistas
  • Modificar los planes en función de las propias revisiones
  • Adecuada gestión del tiempo, tanto en lo referente a la duración de la tarea como llegar al objetivo propuesto en el tiempo previsto.

 

inteligencia

Funciones ejecutivas y TDAH

Según el Dr. Russell A. Barkley, la alteración de la inhibición es el principal mecanismo que explica las dificultades propias del TDAH y su disfunción afectaría a las 4 funciones ejecutivas siguientes. A su vez, las cinco primeras funciones ejecutivas controlan el sexto componente del sistema de Barkley:

  • Inhibición
  • Lenguaje interior autodirigido o memoria de trabajo no verbal.
  • Control de las emociones y de la motivación.
  • Planificación y resolución de problemas (estado de alerta y reconstitución).
  • Control motor

Os recomendamos la ampliación de la lectura en el enlace de la página de INTEF.

aprender motivacion

Recuerda:

Aracena

Los comentarios están deshabilitados.