Inteligencia Intrapersonal

Hace tiempo que os dejamos información sobre cada una de las diferentes inteligencias que poseemos los seres humanos, basándonos en la Teoría de las Inteligencias Múltiples de Howard Gardner. Hoy es el turno de la Inteligencia Intrapersonal, entendida como la habilidad para conocer los aspectos más internos de nuestra propia manera de pensar, sentir o actuar.

girl-504315_960_720 [640x480]

Cuando somos conscientes y aceptamos los sentimientos que nos definen, podemos diferenciar nuestra propia forma de ser de los estados de ánimo que nos invaden en diferentes situaciones. El buen uso de este tipo de inteligencia, recae directamente en aprovechar estos conocimientos para regular y encaminar nuestra conducta hacia objetivos concretos. Por ejemplo, si somos sensibles ante ciertos temas, y lo asumimos, tendremos mayor facilidad a la hora de enfrentarnos a situaciones conflictivas, afrontándolas de manera beneficiosa y sin perder el control.

Hay que diferenciar

La Inteligencia Intrapersonal, suele confundirse con la Inteligencia Emocional, de la que hablamos ya previamente en otra de nuestras entradas. Ambas enfatizan el autoconocimiento y la regulación de las emociones, pero la segunda es un concepto más amplio, que abarca también a la Inteligencia Interpersonal, referida a la habilidad para establecer relaciones con otras personas, de la que hablaremos próximamente.

characters-1299287_1280 [640x480]

¿Cómo mejorar nuestra Inteligencia Intrapersonal?

Al igual que los músculos del cuerpo, la inteligencia puede ser entrenada para lograr una mejoría en nuestro equilibrio personal. Algunos consejos que proponemos son:

Reflexionar sobre lo que estás sintiendo. Pensar en las sensaciones que nos provocan determinadas situaciones, nos ayudan a poder identificar esas emociones en situaciones similares que aparezcan posteriormente. De este modo, sabremos cuáles son las situaciones que desencadenas estos sentimientos y será más fácil mantener el control en momentos estresantes.

Poner nombre a las emociones. Etiquetar mentalmente, poner palabras a los sentimientos que nos invaden.

Orientar ese conocimiento hacia nuestros objetivos. Si podemos predecir algunas cosas sobre nuestro propio comportamiento, podemos intervenir directamente sobre nuestra forma de sentir, pensar y actuar.

Evaluar nuestros progresos. Es indispensable echar una mirada atrás para ver qué cosas han funcionado y cuáles no, y por supuesto, quedarnos con aquellas que sí nos valen para moldearlas y hacer nuestro camino más fácil.

Estas recomendaciones pueden servirte de ayuda, no obstante, como solemos escuchar “cada persona es un mundo”, y no existen normas generales a todos los seres humanos dentro de la Inteligencia Intrapersonal. Cada persona tiene componentes biológicos, psicológicos y ambientales que le influyen directamente.Por ello, las piezas del puzzle de nuestro funcionamiento personal no están en ningún sitio, entender cómo funcionas te corresponde solamente a ti.

woman-570883_1920 [640x480]

 

Recuerda:

  • Si te ha parecido interesante, dale a Me gusta
  • Compártelo con tus amigos en Facebook
  • Si además quieres hacernos alguna consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros

Centro Intervención Aracena Logopedia Psicología Apoyo escolar altas capacidades

Los comentarios están deshabilitados.