La importancia del gateo en el desarrollo infantil

03/11/2016 Elena Miranda
Deshabilitado

El gateo, como su propio nombre indica, es “andar a gatas” y, aunque parezca poco importante en nuestra sociedad, es un tipo de movimiento en el cual el bebé se desplaza de forma autónoma a través del suelo y se considera de vital importancia para mejorar la coordinación y el desarrollo de la lateralidad. Es igualmente importante que se dé previo a la marcha y, no sólo es importante a nivel de coordinación motriz, sino también para la adquisición de un adecuado tono en el tronco y en la musculatura del cuello.

Siendo observadores, en la calle, parques y paseos vemos a padres y cuidadores con un patrón que cada vez se repite más: ayudar a bebés muy pequeños a mantenerse en pie. Si observamos aun con más detenimiento, la mayoría de las veces el cuerpo del niño no se mantiene erguido, tampoco sus piernas y, en ocasiones, su cabeza balancea como si pesara demasiado. Este hecho que describimos es porque se intenta, de manera equivocada, que el niño ande saltándose escalones del desarrollo motriz que son de vital importancia para el desarrollo integral del niño, no sólo en relación con el área motora, sino también como prevención de posibles dificultades que pueden aparecer en otras áreas. Hablaremos del gateo desde la importancia que tienen una Atención acheter viagra Temprana.

baby-84552_1920 [640x480]

¿Por qué es importante el gateo?

  1. CONEXIÓN DE LOS DOS HEMISFERIOS. El gateo requiere como hemos dicho coordinación, visión binocular y permite que el bebé se desplace de forma autónoma hacia las fuentes de sonidos por los que también intervienen en la maduración de la audición. Todo ello hace que surjan infinidad de conexiones neuronales que atraviesan la línea del cerebro conectando así los hemisferios cerebrales. Fomentar que estas conexiones sean buenas garantizan en gran medida la maduración de diferentes funciones cognitivas que se desarrollarán a posteriori.brain-954823_1280 [640x480]
  2. FUNCIÓN EXPLORATORIA: El hecho de que el bebé pueda desplazarse de forma autónoma le hace aumentar la conducta exploratoria propia de estas fases del desarrollo. Se produce entonces una cadena de hechos de suma importancia: el niño ve/escucha algo que le causa interés y a continuación pone en marcha su desplazamiento y consigue llegar hasta donde quiere, hecho que refuerza el interés del niño hacia mirar/escuchar/explorar su entorno, lo que, en definitiva, mejorará su aprendizaje y maduración.baby-933097_1920 [640x480]
  3. DESPLAZAMIENTO AUTÓNOMO: Está íntimamente ligado a la maduración del sistema vestibular o del equilibrio, también mejora la propiocepción (saber dónde está cada parte de nuestro cuerpo en cada momento), permite iniciarse en el cálculo de las distancias y por tanto adentrarse en el mundo tridimensional y, lo no menos importante, se inicia el camino hacia la autonomía porque el bebé gatea solo, madura y, cuando está listo, se pone en pie y anda.Miranda (42) [640x480]
  4. PATRÓN CRUZADO: Hace referencia a la función neurológica que posibilita el desplazamiento de nuestro cuerpo en equilibrio. Si partimos del eje de las caderas y de los hombros, cuando nos desplazamos, tanto en el gateo como en la marcha, movemos de forma alterna la mano y el pie, de tal forma que si está adelantada la mano derecha el pie que está atrasado es el izquierdo, por eso también es muy importante observar el gateo de los niños, porque a veces puede ser atípico y sintomático de alguna dificultad que habría que intervenir de forma temprana.Miranda (40) [640x480]
  5. PREVENCIÓN DE LA LATERALIDAD CRUZADA. Este aspecto tiene que ver con el anterior, es decir, si no se establece un adecuado patrón cruzado puede aparecer una dificultad llamada lateralidad cruzada, que es la preferencia de un lado del cuerpo para realizar determinadas acciones. Para más información os dejamos este enlace

Udy4tD2W [640x480]

 

  1. RELACIÓN CON LA LECTOESCRITURA: Hay multitud de estudios que concluyen una relación positiva entre el gateo y un adecuado aprendizaje de la lectura y la escritura. El gateo parece ser el primer patrón dentro del desarrollo humano que necesita de una alta integración de información de distintos sentidos: visión, propiocepción y audición/sistema vestibular. A nivel de escritura el contacto de las manos con el suelo favorece la incorporación de información táctil y también se va iniciando el desarrollo de la coordinación óculo-manual ya que, al gatear la distancia que hay entre el ojo y la mano es  similar a la distancia que también habrá entre ellos al leer y escribir.school-734311_1920 [640x480]

Recuerda:

  • Si te ha parecido interesante, dale a Me gusta
  • Compártelo con tus amigos en Facebook
  • Si además quieres hacernos alguna consulta, no dudes en contactar con nosotros

Centro Intervención Aracena Logopedia Psicología Apoyo escolar altas capacidades

 

 

Los comentarios están deshabilitados.