¿A veces tienes las palabras en “la punta de la lengua” y no salen?

17/11/2016 Elena Miranda
Deshabilitado

La expresión resume algo perteneciente a la sabiduría popular. Todos hemos experimentado alguna vez esa sensación de tener una palabra en la mente pero no ser capaz de decirla. Técnicamente se trata de un error de evocación, en nuestro caso, y desde la perspectiva del Logopeda, esta palabra se define como la acción y resultado de evocar una palabra y, no sólo su significado, sino también la puesta en práctica la capacidad de decirla con fluidez.

road-sign-63983_1920

¿No encuentras las palabras con facilidad? ¿Se frena tu discurso?

¿Qué entendemos por fluidez en Logopedia?

Comúnmente se define como la velocidad del  habla, de nuestro lenguaje oral, es decir, el número de palabras que podemos decir en un periodo de tiempo. Habitualmente se mide en palabras por minuto y lo normal sería tener una fluidez entorno a las 90 palabras por minuto. Hay veces que puede haber errores de evocación y esto hace que “perdamos tiempo” buscando una palabra, pero se considera normal siempre comment prendre le cialis y cuando no sea un proceso muy frecuente y que limite en algún sentido la comunicación oral.

dictionary-432043_1920 [640x480]

¿Podemos hacer algo para mejorarla?

Claro que sí, nuestro cerebro es flexible, crece, se adapta, mejora… Los avances en Neuroeducación nos muestran que sí es posible, que cualquier habilidad/dificultad es susceptible de mejora y con el entrenamiento adecuado puede alcanzar niveles más funcionales así que ¡manos a la obra!. El Logopeda puede ayudarte a mejorar tu lenguaje y tu comunicación oralhand-813525_1280 [640x480]

Tareas que hacemos en el Centro Miranda para  mejorar la fluidez:

  1. Evocación semántica: El logopeda plantea una categoría y pedir que se digan el máximo de palabras en un minuto. Claro, esta tarea, a priori, resulta muy aburrida, nosotros siempre la combinamos con algún refuerzo positivo para conseguir que los niños tengan más motivación hacia el aprendizaje. Algunos ejemplos: Animales, muebles, objetos redondos…
  2. Evocación fonológica: En este caso el logopeda dice palabras que empiecen por una sílaba o grupo de fonemas. Por ejemplo: Palabras que empiecen por “ma”
  3. Evocación de antónimos: El logopeda dice una palabra (de cualquier categoría gramatical) y el paciente dice el contrario lo más rápido posible, alto-bajo, subir-bajar…
  4. Asociación semántica: Decimos una palabra y habría que decir otra relacionada semánticamente ésta con la mayor velocidad posible. 
    IMG_20160524_115923 [640x480]

    Para evocar los contrarios hay que conocerlos con anterioridad, a veces están los dos conceptos pero no enlazados. Este es un ejemplo de tarjetas realizadas en el Centro Miranda para estimular el lenguaje.

Nuestro truco…

En el Centro Miranda de Intervención cualquier actividad la convertimos en algo lúdico, partimos de las dificultades de nuestros pacientes pero también tenemos en cuenta sus fortalezas y las estimulamos en paralelo. Un ejemplo claro: Si un niño tiene está teniendo dificultades con el lenguaje, por ejemplo, tiene una baja fluidez verbal pero tiene fortaleza visual, trabajamos cualquier actividad de las anteriormente señaladas pero reforzamos haciendo que “gane” por cada palabra que evoque una ficha de un juego de Memory o puzle visual, con el que luego jugaremos “por jugar”, sin pedir ningún elemento verbal extra.

IMG_20160524_124441 [640x480]

El Logopeda da una tarjeta por cada palabra evocada.

Recuerda:

  • Si te ha parecido interesante, dale a Me gusta
  • Compártelo con tus amigos en Facebook, Twitter, Google Plus
  • Si además quieres hacernos alguna consulta, no dudes en contactar con nosotros

Centro Intervención Aracena Logopedia Psicología Apoyo escolar altas capacidades

Los comentarios están deshabilitados.